Seguramente, los cada vez más elevados costos de operación te han orillado a encontrar diferentes formas en las que puedas optimizar tus procedimientos; considerando costos, mermas y tiempos operativos. Al mismo tiempo, también has notado que, ahora más que nunca, los clientes buscan innovación y variedad al acudir a un restaurante.

Encontrar este balance entre la administración de insumos y satisfacer al cliente depende solo de tu creatividad. Un cocinero creativo es aquel que consigue incorporar en sus recetas cada parte de un solo producto, asegurando que su rendimiento sea el máximo.

 

Cuando aprovechas el mismo ingrediente en diferentes platos, se reducen los costos y garantizas la rotación de tu materia prima, minimizando la merma —aquí te decimos cómo reducir tus desperdicios— y la pérdida de producto por caducidad. Es decir, tener menos ingredientes en tu alacena, puede darte la oportunidad de crear un sinfín de recetas. 

Por eso es importante que, primero, aprendas a optimizar el espacio de tu almacén. Y como segundo punto, que realmente pienses en diferentes recetas que deriven del mismo ingrediente. 

 

Ahora seguramente te preguntarás, “¿cómo identifico un ingrediente rentable?”. La respuesta no es tan complicada, y parte de otra serie de preguntas:

  • ¿Cuánto me cuesta? 
  • ¿Cuánto tiempo me dura en almacén? 
  • ¿Lo utilizo en más de un platillo? 
Foto de una base de tomate

Regístrate aquí para descargar nuestra guía para aprender a optimizar tus inventarios y mejorar la rentabilidad de tu negocio, totalmente GRATIS

Guía completa con inspiración y formación para aprovechar al máximo tus ingredientes y reducir los costos.

El ingrediente ideal nos ayuda a mantener un porcentaje de utilidad de al menos 30%, tiene un tiempo de vida suficiente para no causar mermas por caducidad y nos permite la utilización cruzada al aprovecharse en más de 3 platos. En resumen, estos insumos deben ser versátiles, no perecederos y de bajo costo.

Ya sabes que una de las mejores formas de optimizar tu menú es aprovechando al máximo cada ingrediente de tu alacena. Por eso, te compartimos algunos ejemplos de cómo crear un sinfín de recetas con solo seis ingredientes y que además son rentables:

home
Products
Recipies
Trends
Menu