Optimizar los procesos de un restaurante puede ayudar a rentabilizar su operación al reducir el impacto de la estructura de costos en la misma. Por eso, debe ser una de las prioridades estratégicas a la hora de planificar la administración de restaurantes y cocina.

Te presentamos algunos consejos fáciles de aplicar para optimizar la elaboración de menús para restaurantes, tanto independientes como cadenas.

 

La eficiencia en un restaurante empieza por el personal y la preparación del espacio

La eficiencia parte de una sola cosa: el conocimiento. Conocer cómo funciona la cocina de un restaurante es la clave para saber cuáles procesos están fallando y cuáles no. Por ejemplo, elaborar la mise en place en tiempos que no afecten con el horario de servicio puede hacer maravillas por tus tiempos, pero, al ser una actividad tan cotidiana, muchos subestiman su impacto en los procesos operativos. Prueba a analizar cuáles son los días y horas con mayor flujo de pedidos para conocer los momentos adecuados para la organización de los ingredientes.

Organiza el espacio en base a los platos con mayor demanda y utiliza empaques al vacío para controlar la caducidad de los ingredientes. Así, tu personal de cocina siempre se mantendrá un paso delante de los comensales.

 

Otro detalle que suele pasarse por alto es asegurarse de que el personal conoce a la perfección sus roles y áreas de trabajo, para reducir los movimientos innecesarios y los accidentes. Aprender sobre el estudio de tiempos y movimientos podría ayudarte con esto.

Aplica estos consejos y notarás inmediatamente que se gana agilidad a la hora del servicio y mejora la rentabilidad, ya que el personal estará enfocado en la cocción de platillos para vender. Después de todo, vender es la base fundamental del negocio. 

Cómo funciona la cocina de un restaurante

¿Cómo aumentar la eficiencia en un restaurante con servicio de domicilio y servicio listo para llevar?

Con algunos ajustes, los consejos anteriores también funcionan para cocinas con servicio listo para llevar (comida para llevar) y servicio de domicilio (a domicilio). Solo necesitas tomar en cuenta algunas consideraciones especiales sobre el empacado, embalaje y entrega de los platos.

Los empaques siempre deben estar al alcance del personal de cocina, pero en un área que no obstaculice el resto de las operaciones y sea de fácil acceso. Además, es importante contar con un área dedicada exclusivamente al embalaje de los platos.

Recuerda: Puede que los pedidos no lleguen en persona, pero deben ser preparados con la misma pasión y premura que el resto.

Resumen de nuestros consejos para optimizar la eficiencia en un restaurante

Resumen de nuestros consejos para optimizar la eficiencia en un restaurante

  • Mise en place organizada.
  • Foco en el horario de servicio.
  • Proceso de empaque eficiente.
  • Mise en place en el domicilio y los platos listos para llevar específicamente.
  • Poner atención al tiempo de empaque, embalaje y entrega. 

¿Necesitas ideas parar reducir la complejidad de tus platos y adaptarlos fácilmente al servicio de domicilio o de platillos listos para llevar? Sigue bajando y descubre nuestros productos especialmente pensados para ayudarte.