¿Puedes imaginar una visita a las playas de Jacó sin un pargo frito? ¿Tamarindo sin un coctel de camarones? ¿Disfrutar de Playa Grande sin una cazuela de mariscos? 

Las recetas tradicionales de la costa giran en torno al extraordinario sabor de sus pescados y mariscos. Los productos del mar no son solo deliciosos, sino que también se consideran como una excelente fuente de proteínas y grasas saludables, todo por un bajo o moderado contenido calórico.  

Además de estas especies, los comensales colombianos también consumen pescados y mariscos de otras regiones fuera de Costa Rica.

Entre los productos nacionales e internacionales, destacan algunos como los favoritos para tacos, ceviches, cocteles, sopas, preparaciones fritas o a las brasas: 

ATÚN

ATÚN

El atún es de los pescados grasos más versátiles. Es perfecto para todo tipo de recetas, tanto crudo como cocido. Puedes prepararlo a la parrilla, a la plancha como tartar o como un deliciosos poke.

 

TILAPIA

TILAPIA

La tilapia es uno de las especies marinas que más se producen en el Océano Atlántico y, además, de las más versátiles al momento de cocinarse. Puedes prepararla de formas prácticas como frita o en ceviche; tradicionales, como la cazuela de tilapia, y también siguiendo recetas más innovadoras como gratinada con almendras y queso azul o

 

CAMARÓN

CAMARÓN

El camarón es el rey de los mariscos. Tener un tu menú un platillo con camarones ya garantiza su éxito. Hay de muchísimos tamaños y lo mejor de todo es que cada una de sus partes puede aprovecharse para varias preparaciones. Desde caldos, tacos y cocteles, hasta pastas y ensaladas. Además, es ideal para combinar con frutas y otros sabores tropicales.

MERO

MERO

Este pescado es muy apreciado por su gran tamaño. Se adapta muy bien a las recetas típicas de Centroamérica. Puede comerse fresco en ceviches o las brasas con una buena salsa. Incluso, se puede utilizar para elaborar un rico escabeche de pescado. 

 

PULPO

PULPO

El secreto de un buen pulpo es su cocción. Hay que “asustarlo” dos o tres veces, sumergiendo sus tentáculos en agua hirviendo durante unos segundos. Después, el tiempo de cocción dependerá de su tamaño y peso. Una vez cocido puede transformarse en carpaccio, un plato de arroz negro, pulpos a la gallega y más. 

home
Products
Recipies
Trends
Menu