Cuando se trata de prevenir enfermedades, la información es nuestra arma más importante. Lo mismo aplica a la seguridad alimentaria. Conocer estas 3 enfermedades puede ayudarte a proteger a tus comensales.

1. Infecciones alimentarias

Bacterias, virus y otros microorganismos que no podemos ver a simple vista podrían estar en los alimentos y causar infecciones alimentarias. ¡Sé cuidadoso y asegúrate de prestar atención a estos alimentos potencialmente peligrosos!

  • Fuentes de infección comunes

    Principales efectos

    Productos lácteos a base de leche cruda o sin pasteurizar, carnes (aves y res) crudas o sin cocinar apropiadamente.

     

    Fiebre, vómitos, diarrea y náuseas.

     

    Pescados crudos o sin cocinar apropiadamente y mariscos provenientes de aguas contaminadas.

     

     

    Vómitos y diarrea aguda. En casos severos, puede causar comas e incluso la muerte.

     

    Productos lácteos a base de leche cruda o sin pasteurizar, embutidos de carne cruda que hayan sido fermentados, carnes crudas y cocidas, y pescados crudos o ahumados.

     

     

     

    Fiebre, diarrea y náuseas.

2. Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria se produce cuando una persona consume alimentos que contienen restos de heces, tierra u otros contaminantes. Hay tres formas de detectar la contaminación.

  • Observa: Descoloración y moho.
  • Olfatea: Olores rancios y mohosos.
  • Siente: Mariscos y otras carnes se sentirán blandas.

Si detectas alguno de los indicadores anteriores ¡bota inmediatamente los alimentos! Es casi imposible eliminar este tipo de contaminación solo con lavar o cocinarlos.

  • Fuentes de infección comunes

    Principales efectos

     

    Alimentos de baja acidez enlatados de forma inadecuada (por ejemplo, vegetales o carnes curadas)

     

     

    Debilidad, visión borrosa, náuseas y vómitos. Puede causar complicaciones severas e incluso la muerte.

     

    Arroz y otros alimentos con almidón que se han mantenido a temperatura ambiente por mucho tiempo.

     

     

     

    Diarrea aguda, náuseas y vómitos.

     

    Contaminantes transferidos a los alimentos a través de contacto antihigiénico. (Tocar los alimentos después de tocarse la nariz, orejas, boca o granos)

     

     

     

    Diarrea, náusea, vómitos y dolor abdominal.

3. Infecciones provocadas por toxinas

Este tipo de infecciones son provocadas por la ingesta de alimentos contaminados con toxinas. Es prácticamente imposible detectarlas, ya que los alimentos huelen, saben y se sienten igual que los normales. Solamente causan reacciones después de su consumo.

  • Fuentes de infección comunes

    Principales efectos

     

    Alimentos ricos en proteínas de origen animal (embutidos, guisos, salsas, etc.) y lácteos.

     

     

    Flatulencia, diarrea y dolor abdominal. En casos severos, puede causar deshidratación y hasta la muerte.

     

     

    Productos lácteos a base de leche cruda o no pasteurizada, carnes (aves y res) crudas o poco cocidas, agua contaminada y frutas o ensaladas contaminadas.

     

     

     

    Fiebre, vómitos, diarrea con sangre y dolor abdominal severo. En casos graves, puede causar la muerte.